El poder de la gratitud

Dice el dicho popular  “es de bien nacido ser agradecido”.

No hay mejor sentimiento que el despertarse cada mañana, abrir los ojos, ver los rayos del sol y sentirte agradecida por un nuevo día. Pero, ¿cuántas veces reconocemos este sentimiento? Quizás somos más conscientes después de habernos recuperado de alguna dolencia o enfermedad. O quizás después de haber superado una prueba. Sea como sea, si empiezas cada día con un sentimiento de gratitud, te ayudará a tener una actitud más positiva para el resto del día.

El ser agradecido es el poder de valorar todo lo bueno que te rodea y que te sucede. Si te concentras en lo que te gustaría, lo que te falta, o lo que quieres llegar a ser o conseguir, tu mira estará en otro lugar. Tu mente estará muy ocupada y llenándose de sentimientos negativos, que te desilusionarán y que para nada te hacen bien.

Siendo agradecida…

El poder de la gratitud hace que te concentres en todo lo positivo que hay alrededor tuya. Aún en situaciones difíciles te puede ayudar y motivar a no verlo todo negro. Además las personas alrededor tuya se beneficiarán de tu positividad.

El sentimiento de agradecimiento te hace feliz y te abre los ojos para reconocer lo bueno que te rodea. El estrés se reduce y unos niveles bajos de estrés se relacionan con el aumento de la función inmune y la disminución de las tasas de cáncer y enfermedades del corazón.

Parece ser que las personas agradecidas tienden a cuidarse mejor y a involucrarse en temas de la salud, como el ejercicio regular y una dieta saludable.

¿Cómo podemos ser más agradecidos?

No hace falta mucho para reconocer el poder de la gratitud. Es el concentrarse en identificar por qué estamos agradecidos, demostrarlo a los demás y saborear el maravilloso sentimiento que se obtiene.

A los niños pequeños les enseñamos a dar las gracias cuando reciben algo. Los niños aprenden muy rápido. Muy pronto empiezan ellos mismos a decir esa maravillosa palabra “GRACIAS” cuando reconocen ese sentimiento de gratitud.

Qué maravilloso es el dar las gracias, cuando de corazón lo sientes y el escuchar esa misma palabra cuando has hecho algo positivo por alguien.

Cuando te abrumen sentimientos negativos, de que nada sale bien, de que estás rodeada de problemas, de que aún falta mucho para algo o de que nunca lo conseguiré… concéntrate en las cosas buenas que te ha dado la vida y en todo lo que te rodea. Da gracias por un día nuevo, por los rayos del sol, por tus seres queridos, por tener un hogar y por la comida diaria.

Quizás tu vida no es como la soñabas, pero posiblemente es el sueño de muchos otros. Cuando estés baja de ánimo, sal a la naturaleza, maravíllate de toda la belleza que hay creada y busca en tu interior todos los sentimientos positivos de agradecimiento. Te sacarán una sonrisa de felicidad en tu rostro.

Si la gratitud fuese una droga…

Si la gratitud fuera una droga, el Dr. P. Murali Doraiswamy, jefe del departamento de psicología biológica del centro médico universitario Duke, nos dice: “que sería el producto más vendido del mundo con indicación para el mantenimiento de la salud para cada sistema de órgano principal”.

Si bien el hecho de ser agradecido no es un sustituto de un diagnóstico y tratamiento médico adecuado, el Dr. Doraiswamy dijo que ciertamente es una estrategia que puede usarse para mejorar el bienestar.

Según el mismo doctor, los estudios han demostrado efectos cuantificables en múltiples sistemas corporales y cerebrales, tales como:

  • neurotransmisores del estado de ánimo (serotonina, norepinefrina)
  • hormonas reproductivas (testosterona)
  • hormonas de enlace social (oxitocina)
  • neurotransmisores cognitivos y relacionados con el placer (dopamina)
  • inflamatorios e inmunológicos (citocinas)
  • hormonas del estrés (cortisol)
  • ritmos cardíacos y de electroencefalografía
  • presión arterial
  • azúcar en la sangre

La verdad es que el ser agradecida te va a aportar beneficios. Ponlo en práctica y ya me contarás cómo te sientes.

Ah!, y antes de dormir, reconoce todo lo positivo que te haya pasado y da gracias en tu oración por ello.

Con amor y gratitud,

Firma Eva Naturae

 

Deja un comentario