Consejos para aliviar el empacho de estas últimas fiestas

Tabla de contenidos

Cómo desempacharte

El comer es un placer y aún más si se hace en la mejor compañía. El problema es: ¿quién no termina estas fechas empachado? Sientes malestar después de los excesos y atracones de comidas que te has dado durante tantos días seguidos. Deseas que tu estómago deje de sentirse tan pesado, ya que le has dado un trabajo añadido excesivo y quieres sentirte algo más ligera. Aquí encontrarás algunos consejos para aliviar el empacho.

Empacho

Qué es la indigestión y por qué se produce

La indigestión, o dispepsia, es una molestia, sobre todo, estomacal, que ocurre durante y después de las comidas.

Síntomas de la Indigestión:

  • Dolor abdominal, entre el esternón y el ombligo
  • Ardor
  • Malestar
  • Gases
  • Flatulencias
  • Estreñimiento o diarreas
  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio
  • Acidez de estómago

Causas de la Indigestión:

A no ser que padezcas de alguna otra enfermedad, estas son las causas que te provocan una indigestiones:

  • Comidas excesivas
  • Comer muy rápido
  • Estrés
  • Mucho consumo de alcohol
  • Comidas muy grasientas o muy condimentadas
  • Tomar mucha cafeína
  • Fumar

Consejos para aliviar el empacho:

Lo primero de todo es que vuelvas a tu ritmo diario y a tu ritmo de comida. Seguro que quedarán muchos restos de estas fiestas aún en la despensa, pero no te lo tienes que comer todo a la vez, ni tú sola. Ahora lo principal es que tu estómago se recupere y se sienta de nuevo bien.

Ya quedaron atrás las comidas copiosas y todo lo que querías comer porque pensabas que te lo podías permitir “por estar en fiestas”. Ya te has dado cuenta de que pasa factura al organismo.
No te agobies, ni tengas sentimientos de remordimiento. No sólo te ha pasado a ti, sino a casi toda la población. Ponte desde ya a empezar de nuevo a comer bien, sin excesos, sanamente y evitar todo lo que perjudique a tu organismo.

El mantenerte bien hidratada es muy importante. Te ayudará también a limpiar bien los riñones. Bebe al menos 2 litros de líquido al día (agua, infusiones, zumos naturales no azucarados).

Agua con limón en ayunas

Empieza las mañanas tomando dos vasos de agua templada con un limón exprimido (mejor si es ecológico) en ayunas. Espera al menos 45 minutos antes de tomar tu desayuno.
Te ayudará a depurar el organismo de todo el exceso de sustancias no deseadas en tu organismo.

Infusión de Jengibre

El jengibre es un antiinflamatorio natural, que te ayudará además con tus problemas digestivos. Hierve agua, añádela a una taza y échale jengibre rallado. La cantidad de jengibre dependerá de tu gusto. Empieza por una cucharadita de jengibre rallado y aumenta según guste. Siempre que sea posible opta por jengibre ecológico. En el sabor y color de la infusión notarás la diferencia. Puedes añadir una cucharadita de miel para endulzar.

Infusión de Manzanilla

El manzanilla siempre ha sido conocida para calmar al estómago. Tiene propiedades también para la inflamación gastrointestinal.

Come más a menudo y menos cantidad

No te saltes ninguna de las comidas: desayuno, tentempié media mañana, almuerzo, merienda y cena. Mejor es comer menos cantidad, pero más a menudo. Si haces sólo 3 comidas al día, tendrás mucha hambre e ingerirás más cantidad de alimentos de una vez. De nuevo tu estómago se resentirá y sentirás de nuevo pesadez.
Haz comidas ligeras cada vez y no llenes del todo tu estómago. El tentempié de media mañana y la merienda deberían de ser aún más ligeros: una fruta, yogur natural desnatado (mejor si es bio) o un puñadito pequeño de frutos secos.

Canela

La canela es beneficiosa para tu estómago. Ayuda en las digestiones. Reduce gases. Evita vómitos y náuseas.
Hierve una taza de agua y añade media cucharadita de canela.

Evita el consumo de grasas y opta por más vegetales

Tu organismo se sentirá liberado de la pesadez de las grasas y te agradecerá que comas más vegetales. Evita todos los fritos y escoge sólo carnes magras.

Tómate tiempo para comer

Siéntate y no comas de pie, que a veces con las prisas te has visto más de una vez tomando bocado mientras corres de un lado para otro. Disfruta comiendo. Come lento y mastica bien. No se trata de engullir, sino de saborear cada bocado.

Si aún no sientes mejoría con estos consejos para aliviar el empacho de estas últimas fiestas, y sigues con molestias en el abdomen, consulta a tu médico.
Recuerda siempre que es mejor prevenir que curar. Escucha y siente lo que te dice tu cuerpo.

Y aunque el moverte más no te va a quitar la pesadez de estómago, ni los empachos, no olvides ejercitarte más a diario. Practica algún deporte si puedes, y si no, camina más y a un buen ritmo.

 

Deja un comentario

Consigue tu Guía Obsequio

Primeros pasos para transformar tu bienestar  ¡Arrancando los motores de tu N.A.V.E!

Nutrición, Actitud, Estilo de Vida y Ejercicio.

Además quedarás suscrita para recibir por correo las nuevas entradas de mi blog.

* EvaNaturae te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario será sólo tratados por EvaNaturae y nunca serán compartidos con terceros.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos.

La Legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que facilites estarán ubicados en los servidores de MailerLite (proveedor de email marketing) en Alemania e Irlanda. Ver Política de Privacidad de MailerLite. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@evanaturae.com. Puedes consultar la información adicional y detallado sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad.